ha sido agregado al carrito
no tiene stock disponible

RESPALDO CLÍNICO

Responsive image

Numerosas entidades gubernamentales y médicas alrededor del mundo recomiendan el consumo diario de 2 gramos de fitoesteroles para reducir el colesterol. A partir de estos lineamientos fue creado Cardiosmile, que además, permite agregar los fitoesteroles directamente sobre cualquier alimento, lo que constituye una innovación a nivel mundial.

Contamos con un estudio clínico realizado en la Universidad de Manitoba, Canadá, en donde pudimos demostrar que Cardiosmile no solo reduce el colesterol LDL en un 12% , sino que los triglicéridos en un 14% y aumenta el colesterol HDL en un 3% promedio.

Hay más de 200 estudios clínicos en donde se demuestra que el consumo de fitoesteroles contribuyen a reducir el colesterol. Además es posible combinar el consumo de fitoesteroles con otros fármacos tales como las estatinas o fibratos, lo que permite reducir las dosis de estos medicamentos y por ende sus efectos secundarios.

 

Fitoesteroles y su mecanismo de acción

Los fitoesteroles son ingredientes alimenticios naturales presentes en plantas y se conoce desde la década de los sesenta que poseen la capacidad de reducir el colesterol LDL, según han reportado múltiples meta-análisis que el consumo diario de 2 gramos de fitoesteroles reducen el colesterol entre un 10 y 15% (Demonty, 2009; AbuMweis, 2008; Ras, 2013). Los mecanismos propuestos para la reducción del colesterol son (De Smet, 2012):

  • Compiten con el colesterol para su incorporación a la micela a nivel intestinal, lo que genera que menos colesterol entre a las células epiteliales del intestino delgado, llamados enterocitos.

  • El colesterol que alcanza a ingresar en los enterocitos debe ser esterificado para pasar a formar las lipoproteínas que luego van a la sangre. Los fitoesteroles compiten nuevamente con el colesterol para evitar este paso, inhibiendo una enzima denominada ACAT.

  • El fitoesterol, al no entrar en la sangre, es expulsado nuevamente al lumen intestinal. En este proceso, se expulsa también una cantidad de colesterol no utilizado.

Los fitoesteroles además tienden a co-cristalizar con el colesterol en el intestino, evitando que se incorpore en las micelas (Rozner, 2006), y recientemente se ha descrito además un mecanismo de secreción de colesterol directamente desde la circulación al lumen intestinal (De Smet, 2012).

Responsive image

Cardiosmile en comparación con otros fitoesteroles

Más de 200 estudios avalan a los fitoesteroles como reductores de colesterol, y así es como las entidades internacionales de sanidad alimentaria recomiendan su consumo. Pero es importante resaltar que no todos los fitoesteroles son iguales; existen los fitoesteroles ésteres, en donde los fitoesteroles han sido esterificados con un ácido graso y los fitoesteroles libres (es decir, libre de grasas). Cardiosmile es un fitoesterol libre de grasa cuyo tamaño de partícula se ha reducido a un tamaño óptimo para la reducción de colesterol y triglicéridos. Es por esto que, a diferencia de otros fitoesteroles, Cardiosmile es el único capaz de reducir no sólo colesterol, sino también triglicéridos de forma significativa. Asimismo, según se comprobó en un estudio clínico en el cual se comparó Cardiosmile con otros fitoesteroles, Cardiosmile redujo en un 50% adicional la razón de Colesterol Total : Colesterol HDL, que es un mejor predictor de riesgo cardiovascular (Amir Shaghaghi, 2014).

Responsive image

Terapias combinadas con fitoesteroles

Recientemente, la Sociedad Europea de Arteriosclerosis ha recomendado el consumo de fitoesteroles tanto de forma preventiva como en conjunto con otras terapias para la reducción del colesterol, así como también para niños y adultos con hipercolesterolemia familiar (Gylling, 2014). Terapia conjunta con estatinas: Las estatinas inhiben la acción de la enzima HMG-CoA reductasa, lo que inhibe la síntesis de colesterol. Como los fitoesteroles actúan mediante un mecanismo distinto, ejercen una disminución aditiva al efecto de las estatinas similar al observado en pacientes sin tratamiento de estatinas, es decir un efecto adicional en reducción del colesterol LDL entre 10 y 15%, lo que es superior al efecto de duplicar la dosis de estatinas (6%) (Gylling, 2014).

Terapia conjunta con ezetimibe: Si bien esta droga también inhibe la absorción de colesterol, lo hace mediante otro mecanismo, bloqueando el transportador NPC1L1 para la absorción de colesterol. Se vio en el estudio clínico más grande realizado a la fecha que la adición de fitoesteroles a una terapia con ezetimibe (2 gramos al día) redujo adicionalmente en un 8% la disminución de colesterol LDL (Gylling, 2014).

Responsive image