ha sido agregado al carrito
no tiene stock disponible

Síndrome Metabólico

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Desde hace ya casi 3 décadas que se ha estudiado la relación entre diversas afecciones que están estrechamente relacionadas con el riesgo cardiovascular y su morbi-mortalidad.

En el año 1988 el profesor Gerard Reaven expuso la asociación de la intolerancia a la glucosa, la hipertensión arterial, hipertrigliceridemia y disminución de colesterol HDL y lo denominó “Sindrome X”. Posteriormente se incorporó la obesidad abdominal como componente de este síndrome, el cual ha recibido a lo largo de los años distintos nombres tales como síndrome plurimetabólico o síndrome dismetabólico cardiovascular.

En la actualidad la Organización mundial de la Salud (OMS) y otras entidades proponen el término “Síndrome Metabólico” para englobar a este conjunto de alteraciones físicas y metabólicas, que duplica el Riesgo cardiovascular y quintuplica el riesgo de desarrollar Diabetes Mellitus además de aumentar el riesgo de hígado graso y litiasis biliar entre otros [1].

Las causa o factores que provocan este síndrome no están claras aún y tampoco existe acuerdo de que haya alguna correlación entre los elementos que la componen.

A pesar de que existe internacionalmente cierta discrepancia entre los puntos de corte para su diagnóstico, en Chile, el MINSAL (Consenso 2014, Enfoque de riesgo para la prevención de enfermedades cardiovasculares) plantea que deben estar presentes 3 o más de los siguientes parámetros alterados para realizar su diagnóstico [2]

  1. Obesidad abdominal: circunferencia de cintura (CC) ≥90cm en hombres y ≥80cm en mujeres
  2. Presión arterial ≥130/85mmHg o en tratamiento con antihipertensivos
  3. Triglicéridos ≥150mg/dL o en tratamiento con hipolipemiantes
  4. HDL< 50mg/dL en mujeres 5. Glicemia de ayuna ≥100mg/dL o en tratamiento
  5. Glicemia de ayuno ≥ 100 mg/dl o en tratamiento

En Chile la prevalencia de Síndrome Metabólico es alta y comparable con países desarrollados como USA. Un 55% de los adultos chilenos presenta los principales detonantes del síndrome metabólico simultáneamente (sedentarismo y sobrepeso)[3]

Esto se puede constatar en la Encuesta de Nacional de Salud 2009-2010 en la cual se evidencia que el 61% de la población padece exceso de peso (sobrepeso, obesidad u obesidad mórbida) y el 26% presenta Hipertensión arterial. Por otra parte, la situación se ve agravada por el alto porcentaje de sedentarismo alcanzando a un 88,6%, el cual está estrechamente relacionado con la obesidad y el Síndrome metabólico [4]

También se ha demostrado que existe un aumento en la prevalencia de este síndrome a medida que pasan los años. Así, en menores de 25 años, solamente el 7% de la población presenta Síndrome metabólico, después de los 65 años aumenta a un 56% sin diferencias entre hombres y mujeres [3]

Recomendaciones para el manejo del síndrome metabólico

El objetivo principal del tratamiento de individuos con Síndrome Metabólico es prevenir el desarrollo de enfermedad cardiovascular [5]. Este se basa principalmente en lograr un estilo de vida saludable y por otra parte el tratamiento farmacológico. Los estilos de vida saludable incluyen:

  • Alimentación saludable, que impacta en la reducción de la presión arterial y en la baja de peso. Las recomendaciones son consumir una dieta ricas en frutas y verduras, disminuir la ingesta de carbohidratos refinados y eliminar el consumo de alcohol. Además, se debe optar por dietas bajas en grasas saturadas, colesterol y ácidos grasos trans, que contengan fitoesteroles para contribuir a la reducción de los niveles de colesterol y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Control del sobrepeso y obesidad: se ha visto que con la disminución de tan solo un 5% del peso corporal provocan disminución de la glicemia, triglicéridos, HbA1c y el riesgo de desarrollar Diabetes Mellitus.[6]
  • Actividad física regular, que reduce la morbi-mortalidad cardiovascular a través de la reducción del colesterol LDL, la presión arterial y el aumento del colesterol HDL.
  • Suspensión del hábito tabáquico.

Referencias:

  1. Chatterjee et al., “Managing cardiometabolic risk in primary care”, Canadian Family Physician 58, no. 4 (2012): 389-93.
  2. Minsal, Enfoque de riesgo para la prevención de enfermedades cardiovasculares, Consenso 2014
  3. Minsal, Encuesta Nacional de salud, 2009-2010
  4. Valenzuela Andrea A., Maíz Alberto, Margozzini Paula, Ferreccio Catterina, Rigotti Attilio, Olea Ricardo, Arteaga Antonio, Prevalencia de síndrome metabólico en población adulta Chilena: Datos de la Encuesta Nacional de Salud 2003. En Revista Médica de Chile, Junio 2010, vol. 138, no. 6, p. 707-714
  5. Grundy S, Cleeman J, Daniels S, Donato K, Eckel R, Franklin B et al. Diagnosis and Management of the Metabolic Syndrome. An American Heart Association/National Heart, Lung and Blod Institute Scientific Statement. Circulation 2005; 112: 2735-52.
  6. Diabetes Prevention Program, “Guiding Principles for Diabetes Care”, (2009), http://ndep.nih.gov/publications/PublicationDetail. aspx?PubId=108
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.